contacto@juandiegomejia.com.co      (574) 312 73 09
12
ENE
2015

Liposucción: ¿Que Faja Utilizar?

Publicado por :
Comentarios : 0

Luego de una liposucción, la paciente presenta una gran cantidad de inflamación en la zona operada. La terapia compresiva con las fajas nos ayudan a acelerar el proceso de desinflamación.  Sin embargo no existe nada en la literatura médica que reporte que el uso de fajas va a llevar a un mejor resultado post-operatorio a largo plazo.  Existen cirujanos que las recomiendan y otros que no.  Incluso no existe un protocolo establecido sobre que tanto tiempo se debe colocar una faja luego de una liposucción. Es por esto que diferentes cirujanos plásticos tienen diferentes protocolos de manejo, tanto en tipo de faja como en tiempo de uso.  En mi caso, si creo que la faja ayuda a acelerar el proceso de desinflamación luego de una liposucción.  Además, en las pacientes que presentan algo de exceso de piel antes de la cirugía, ayuda a pegar un poco esta piel luego del procedimiento.  Cuando realizo una liposucción, por lo general recomiendo su uso por un mes.

Pero que fajas utilizar.  Existe una gran cantidad de fajas en el mercado.  Para efectos prácticos, a mi me gusta categorizarlas como fajas rígidas y fajas suaves.  La mayoría de pacientes son felices colocándose fajas rígidas luego de su liposucción porque les saca una cintura diminuta y hacen ver el abdomen completamente plano.  Algo que también hacen las fajas suaves pero de una forma mas leve.  Las pacientes creen que las fajas rígidas les van a brindar un mejor resultado postoperatorio porque así se ven al tenerlas puestas.  Pero tienen que tener en cuenta que solo se verán así mientras tengan la faja puesta, y este no es el objetivo de la cirugía.  El objetivo de la cirugía es verse bien sin faja.

En mi caso, siempre prefiero las fajas suaves por una razón muy importante.  Después de la liposucción, la piel queda adormecida.  La sensibilidad esta alterada.  Al colocarse una faja muy rígida y apretada, ésta puede comprimir mucho la piel, alterando su vascularización y lastimándola. El problema esta en que las pacientes no sienten esta compresión puesto que la piel esta insensible al principio.  Debido a esto, una faja rígida puede causar quemaduras o ulceras en la piel sin que la paciente se de cuenta, dejando manchas o cicatrices permanentes.  Esto es algo que una faja suave no haría.  Es por esto que no recomiendo el uso de las fajas rígidas o muy apretadas el primer mes de cirugía, por lo menos hasta que la paciente recupere la sensibilidad de la piel.  Ya cuando la piel presenta una sensibilidad normal, la paciente puede distinguir si una faja le duele o le talla y tiene la opción de aflojarla o retirársela.

Acerca del autor

Haz tu comentario

*

captcha *